Proceso del póster de Stargate SG-1

/ marzo 14, 2018/ 0 comments

Cuando estoy pocho, saturado o en un estado mental letárgico me gusta hacer dibujos detallados para evadirme. Debido a mi renovada pasión por la serie Stargate SG-1, empecé un dibujo que fui haciendo a ratos y que me llevó algo más de un mes. Este es un resumen del proceso que seguí.

Inicialmente,la idea era hacer un póster con los equipos protagonistas de todas las series de la franquicia, pero como todavía no había terminado de verlas finalmente hice uno con los personajes de SG-1. En las siguientes imágenes todavía no lo había decidido.

Para el segundo nivel de personajes ya había decidido que me limitaría al SG-1. La idea era hacer un montón de peña, así que iba por partes y decidí que lo mejor para no agobiarme era ir entintando a medida que pintaba. No quedé nada contento con el aspecto del trazado de Jonas Quinn, pero lo dejé estar porque me bloqueé.

Para el siguiente nivel ya tenía un poco más pillado el ritmo y fue bastante rápido, además, creo que es el nivel que más me gusta a excepción del último, que son los aliens guays. Vala quedó tan sexy como es ella.

Último nivel, los alienígenas chachis, Thor, Chaka y Warrick, la peña chachi, los que molan. Es muy divertido dibujarlos.

Estos los tuve que pintar del tirón, claro, aunque ya introduje elementos del fondo para ir delineando algo, en el transcurso del dibujo me di cuenta de que me olvidaba de Oma, así que me sirvió para ponerle un colofón como dios manda.

Con Oma me entretuve para pintarla y que quedara resplandeciente como era ella, fue diver porque me salió a la primera,si me hubiera costado un poco creo que me hubiera hartado enseguida.

Finalmente me puse con el fondo. La idea era meter personajes secundarios por ahí, pero creo que hubiera quedado demasiado recargado, así que me limité a hacer la puerta y ponerle un par de degradados. Y digo que me “limité” por no decir que hacer la puerta me costó como dos horas de mi vida, menudo coñazo de rayitas y símbolos. 

Y por fin, el resultado final, con sus degradados, sus rayos de luz y sus movidas. Quedé contento, que eso es lo importante, y lo mejor de todo es que perdí como, no sé, mil millones de horas en el proceso. La vida es guay, viva Stargate SG-1.

Stargate SG-1

Deja un comentario